Criada gorda queda en un hotel con su jefe para follar

Incesto Maduras
0 Visitas
|

La tensión sexual acumulada entre esta criada gorda y su jefe ya era insostenible, por eso decidieron quedar en un hotel para poder echar un buen polvo con tranquilidad. La gordita acudió a la cita vestida como una auténtica porno chacha porque así se lo pidió su jefe, además de guarra se ve que es muy obediente.

Ella iba dispuesta a todo, pero quizá no estaba preparada para ser sometida de la forma que la sometió ese cabrón. Le escupía en la boca, le daba bofetadas en la cara y en definitiva se la follaba como si fuera una perra. Pero estad tranquilos, a la cerdita la va la marcha, vaya que si le va…