Jovencito se desvirga con su vecina casada a los 18 años

0 Visitas
|

A esto le llamo yo perder la virginidad por la puerta grande y es que este chaval se desvirga con su vecina madurita, una zorra casada e infiel puta como ella sola. La mujer ya sabía que ese chico tenía una gran polla, así que para su cita se llevó un consolador muy grande con el que se masturbó para dilatar su coño.

Con el chocho abierto de par en par y toda la noche por delante puesto que su marido trabaja, la golfa se encargó de que ese chavalín se convirtiera en un hombre de un plumazo. Diez minuto de porno amateur muy bueno y una mami que ya la quisiera yo para mi ahora mismo…