Tener una hermana mayor treintañera mola mucho

0 Visitas
|
Compartir

Vaya que si mola tíos, tener una hermana mayor treintañera que esté buena y tenga dos buenas tetas mola demasiado cuanto tienes 18 o 20 años. Aunque solo sea para pajearte viendo cómo se ducha o cómo se pone la ropa interior, una hermana madurita puede saciarte de maravilla sexualmente hablando en un momento determinado. La hora de la siesta es peligrosa cuando te acuestas con tu hermana, ya sabéis que la polla siempre se nos pone dura cuando estamos al lado de una mujer y raro será que un día u otro no quieras saber lo que tiene tu hermanita mayor debajo de las braguitas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *