Mi tía madurita me cabalga profundamente

Incesto Maduras
0 Visitas
|

Lenta y profundamente mi tía madurita me cabalga mientras me mira fijamente a los ojos. Tiene 33 años, unas tetas enormes operadas y una cara preciosa que me enamoró desde que yo tenía poco más de 18 años. Esa mujer siempre aparecía en mis sueños eróticos y cada vez que nos veíamos a mi se me aceleraba el corazón a mil por hora, algo que estoy seguro ella notaba e incluso seguro que le hacía hasta gracia. Nuestro primer polvo lo echamos el mismo día que a ella le dieron los papeles del divorcio, de hecho recuerdo que me llamó y simplemente me dijo: ya soy libre, ¿quedamos?…